jueves, 13 de julio de 2017

Viñeta del lector 29#

Antes de todo quiero dejar una cosa clara. No creo que una persona, por el hecho de no ser lector, sea estúpida. Basta de elitismos, de creernos superiores por leer. La lectura es un hobby como cualquier otro y no somos mejores ni peores por gustarnos la lectura.

Una vez dejado esto claro, he de decir que aunque leer tiene sus ventajas: te permite tener más creatividad, aumenta tu vocabulario, mejora tu memoria, reduce el estrés...y sí, aprendes, así que te haces más listo. De todos los libros se aprende algo. A veces un libro hará que aprendas el significado de la palabra oxímoron. Otras aprenderás cómo empezó la Primera Guerra Mundial. Con un libro puedes aprender a no juzgar a los demás por su aspecto, cómo era un campo de concentración, dónde está Alaska, cómo derrocar un gobierno tiránico con solo 17 años, cómo resolver un crimen sin ser policía ni detective, cómo sobrevivir en la selva y mil y una forma de matar a un demonio. Nunca se sabe cuándo estos conocimientos pueden ser útiles, pero lo será.

Leer también ayuda a ver el mundo de otra forma, pues puedes acceder a libros de autores de todo el mundo y eso siempre ayuda a que conozcas otras culturas (existentes o no) y aprendas a tolerarlas. Además, hay todo tipo de personajes, por lo que es como si conocieras y comprendieras a todo tipo de personas.

Incluso de los malos libros se aprende: errores ortográficos, de estilo, fallos que nunca debo cometer si algún día escribo un libro y ideas para conseguir que los lectores te odien. Es más, creo que de los malos libros es de los que más aprendo, pues me doy cuenta de detalles, por ejemplo hasta que no vi en un libro que el autor constantemente usaba sinónimos para referirse a los personajes, para evitar hacerse repetitivo, no me di cuenta de que algo así solo hacía que me sintiera confundida.

Lo que pasa es que hay gente que no entiende todos estos beneficios de la lectura. Como dice la viñeta, si te llaman gordo te sientes mal (aunque no deberías por qué sentirte mal, cada uno es como es y no deberíamos ser criticados por ello) te pones a dieta, porque es algo que "puedes arreglar". En cambio, si te dicen que eres poco perspicaz, que eres un intolerante, que no sabes nada....sigues con tu vida, como si fuera algo que no tiene remedio. Y a veces, es suficiente un solo libro para abrirte los ojos.

5 comentarios:

  1. ¡Hola, Laura! ^^

    Lo sé, lo sé. Lo nunca visto. Yo, poniéndome al día con tus entradas. En serio, estoy muy orgullosa de mí misma jajajajajaja Bromas a parte - siempre digo lo mismo, qué asco doy xD -, me ha gustado la reflexión.
    Antes de nada, te doy la razón en lo que dices al final. El hecho de que una persona esté gorda no es aliciente suficiente como para que se machaque. Ahora bien, cualquier cambio es lícito y, a mi modo de entender las cosas, perfectamente comprensible. Tres cuartos de lo mismo para la literatura. Me considero una persona muy tolerante. El hecho de que a mí me encante leer no significa que sea ni mejor ni peor que nadie. Por ejemplo, soy una completa ignorante en los temas de arte o cine - que, a fin de cuentas, no deja de ser arte -. El hecho de que yo encuentre algo maravilloso en la literatura, incluso en la música; no significa que quien disfruta del cine de autor sea mejor. Y todo esto rollo a santo de que, como dices, deberíamos sacudirnos los prejuicios de encima. Hay gente que no lee libros, pero se pasa media vida leyendo artículos científicos.
    Nada, que me enrollo más que una persiana, Laura. A lo que voy: cada uno es feliz a su manera y, mientras exista el resto - una vez se pierde el respeto, nada vale la pena -, es todo genial y maravilloso :)
    ¡Un besazo muy grande y feliz jueves! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carme Viñeta:
      ¡Hola Carme! Vaya, vaya, vaya, ¡sin duda te has puesto al día! Jó, ahora la que voy a quedar mal soy yo, que tengo un montón de entradas tuyas pendientes por leer ¬¬
      Exacto, es justo lo que quería transmitir con esta entrada, veo que lo has captado a la perfección, hay que ser tolerantes y no creerse el ombligo del mundo.
      Por mi parte, yo soy también una ignorante en temas de cine (menos mal que está Omaira por ahí) así que cada loco con su tema

      Un abrazo,
      Laura.

      Eliminar
  2. ¡Hola, Laura! Voy a empezar por lo obvio... oxímoron. ¿¿Pero tanto pecado es que no supiera lo que era eso?? No sé si hacer una encuesta en el blog para encontrar más gente que me apoye xD
    Estoy de acuerdo contigo en que, leer es bueno, pero no hay que decir que por no leer se es idiota ni nada parecido. Cada cual debe emplear su tiempo libre en lo que considere. Hacer deporte también es bueno y en cambio, yo no voy todos los días a entrenar ni nada. Lo único que hago es intentar caminar cierto tiempo diariamente.
    Y sí, aprender se aprende de cualquier libro, ya que hasta el más horrible te habrá enseñado alguna pequeña cosa.
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡voto a favor de la encuesta! Nah, no es tan grave, simplemente se ha convertido en nuestro leitmotiv, igual que lo del bate ;)
      Me alegro que estés de acuerdo conmigo. Ánimo con las caminatas! ;)

      Un saludo,
      Laura.

      Eliminar
  3. Hola, Laura:

    Pobre Omaira... el oxímoron le va a perseguir de por vida... Me han gustado los ejemplos que has ido poniendo con sus reseñas. "La lección de August" la tengo muy, muy pendiente, pero también tengo un poco de miedo porque todo el mundo habla tan bien de ella que temo que me pase como con "Bajo la misma estrella"...

    "Y a veces, es suficiente un solo libro para abrirte los ojos." Oye, qué bonita que te ha quedado esta frase. Habrá que anotarte la cita.

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney