lunes, 12 de junio de 2017

Trilogía La cazadora de sueños, Libro III: Huye, de Lisa McMann

Aviso de que probablemente encontréis spoilers, tanto de este libro como de los otros. Por vuestro bien, había pensado no avisar de los spoilers para fastidiaros el libro para fastidiároslo primero debería haber algo que fastidiar y que así no lo leyerais, pero luego he decidido que mejor no me arriesgaba. Así que avisados quedáis.

Titulo: Teme
Autor: Lisa McMann
Editorial: Everest
Libro: 3/3
Colección: La cazadora de sueños
Formato: tapa blanda con solapas
Paginas: 224
Edad: mas de 14 años
ISBN: 978-84-441-4627-0
PVP: 14.96

Sinopsis:
Para Janie, verse arrastrada a los sueños de otras personas ha dejado de ser una novedad. No puede decirle a nadie lo que hace, pues no la creerían o la considerarían loca. Janie vive al límite, bajo la maldición de una capacidad que difícilmente puede controlar. Se entera de la verdad sobre su habilidad y también su debilidad. A decir verdad, su gran debilidad. Su destino como receptora de sueños parece estar sellado, y lo que va acontecer resultará mucho más peligroso y siniestro de lo que ella jamás había imaginado.

Opinión:
Impresión: Estoy como al principio

Lo que más me ha sorprendido de este libro es que alguien se haya decidido a publicarlo. Vale, no me parece una buena forma de empezar esta reseña, volveré a intentarlo.

Como era de esperarse, esta tercera parte no me ha gustado realmente, las otras partes tampoco me gustaron. Que sí, lo sé, es culpa mía, ya sabía antes de empezar el libro que no me iba a gustar. Pero soy así de masoca cabezota. Y como podéis imaginar, el libro ha cumplido casi todas mis malas expectativas.

Intentaré la clave está en el verbo intentar ir poco a poco y argumentando mis ideas, porque ya he escrito antes un batiburrillo de reseña y he tenido que borrarla toda vamos, lo que la autora debería haber hecho con el libro. Para empezar, la trama: no hay trama.


El libro gira entorno a Janie, que debe decidir entre trabajar para la policía o aislarse del mundo. ¡Oh y que ha aparecido su padre! Algo absolutamente imprevisible que yo vi venir desde que sabía que no tenía padre.

Pues nada, eso, que todo el libro se basa en Janie ¿egocentrismo? ¿dónde? calibrando los pros y contras de hacer lo uno o lo otro. A nivel narrativo ni a ningún otro nivel, no ocurre nada. Y eso no es todo, es que el final nos deja igual que el principio el eterno retorno de Nietzsche. Ni la protagonista evoluciona ni su situación cambia demasiado. Simplemente, hace un descubrimiento acerca de su padre que absolutamente nadie se puede imaginar (sarcasmo modo on) y algo más acerca de su don.

El don. Todo lo relativo a los sueños. Puede que eso haya sido lo mejor de la historia. Sin duda es un tema que tiene mucho potencial, pero que desgraciadamente la autora no ha sabido desarrollar como si hubiera sabido desarrollar algo. Dentro de todas las cosas que podría hacer Janie con ese don, no explora ni la mitad y las que explora es de casualidad. Además, hubiera sido interesante que compartiera el tema con alguien. Que sí, que Cabel y la comisario lo saben, pero Janie no habla con ellos sobre el tema en casi todo el libro, solo tienen diálogos insustanciales.

Oh, sí, lo olvidaba, Janie habla con alguien sobre lo de su don: en sueños con la señora Stubin, que ESTÁ MUERTA. ¿Que si Janie o ALGUIEN porque ya sabemos que Janie no le da mucho al coco se pregunta cómo es eso posible? ¿Que si Janie se plantea en algún momento si deberían internarla en un manicomio eso no es real y es producto de su imaginación? Por supuesto que no por desgracia, es lo más racional del mundo. La señora Stubin podía entrar en los sueños, ergo al morir su espíritu sigue flotando por ahí (?)


Y por algún milagro divino, Janie también habla con su madre. Bueno, más bien, grita quizás la madre está sorda o algo así. Estos diálogos fueron los que se me hicieron más reales, la forma de expresarse de Janie cuando está con su madre, no es igual que cuando está con el resto del mundo, usa un vocabulario algo distinto. No me refiero a que empiece a hablarle en argentino o algo así, sino que es diferente. Ahora, es como si le hablara a un perro o a un niño de tres años o a una planta teniendo en cuenta el caso que le hace su madre.


Sobre el resto de secundarios. Me gustaría hablar largo y tendido, pero es imposible porque ninguno tiene importancia. Ni el padre. El padre, el que menos. Imaginaba una tópica charla paternal de reencuentro, pero ni eso, porque se pasa todo el libro en coma. Sí, ese es el recurso que usa la autora para evitar los diálogos, dejar al personaje en coma. Muy bonito.

Por supuesto, también está Cabel sí, por desgracia sigue allí. Ya sabéis que en el anterior libro no me gustó su actitud machista yo no le hubiera renovado el contrato, así que voy a daros una noticia positiva: en este libro su machismo desaparece por arte de magia. Más que nada, porque no tiene oportunidad, porque como ya os he dicho, los diálogos con algo de sustancia son mínimos si es que hay alguno. ¿Yo pedía un poco de distancia entre Cabel y Janie, que él le diera más libertad? Pues mi deseo se ha cumplido si lo llego a saber, pido que me toque la lotería, porque se la da. Y aún así, la relación entre ambos sigue siendo tóxica.


¿Y esto cómo se come? Para empezar, porque, pese a ser una pareja consolidada, no hablan de nada importante, Cabel no le confiesa el miedo que siente de que ella envejezca (pese a que Janie lo sabe porque él tiene pesadillas sobre ello), Janie ignora sus consejos y luego se apropia de la idea como si fuera suya, él se queda preocupado mientras ella pasa olímpicamente de él, Janie se cree el centro del mundo y cuidado el que se atreva a afirmar lo contrario y en general trata a Cabel como a un criado. Cuando a Janie le viene bien, quiere a Cabel a su lado para que le haga de taxista, más que nada, y cuando no, le grita y le obliga a marcharse.Y os lo creáis o no, sin que ninguno de sus problemas como pareja se resuelva, terminan juntos y felices dejadme un momento para vomitar arco iris. Ya está.



¡Oh! ¡Lo olvidaba lo cierto es que no, solo es un decir! También quería hablaros de la narración. Es exactamente igual que en el resto de libros. Frases cortas, falta de conectores, ideas y escenas sueltas, letra grande...¿Sabéis el estilo que no el vocabulario de los libros infantiles? Pues igual.


Por último, quería hablar de cómo se "soluciona" el problema del alcoholismo de la madre de Janie. Al final, la comisaria, que es amiga de Janie, aconseja a Janie asistir a las reuniones de (y cito) "un grupo de apoyo para quienes deben bregar con las consecuencias de convivir con un alcohólico". Vale, sé que es un paso, pero, de verdad esa es la mejor recomendación que puede darle la comisaria de la policía, ¿de verdad? Es decir, ¿la anima a que siga manteniendo a su madre alcohólica así, por las buenas? Ya me contaréis que opináis vosotros de esto...

Lo mejor que puedo decir de la novela es que la he terminado sin tirarme de los pelos. En general es un libro que se puede leer las instrucciones del champú también se pueden leer, pero que no aporta nada nuevo y cuando digo nada es NADA. La idea de los sueños es buena y la prosa no es inmadura pero no tiene nada por lo que merezca la pena leerlo. Bueno, sí. Está el hecho de que puede que esté loca y solo le vea defectos, porque, por increíble que parezca, hay gente que lo ha leído y les ha gustado rezaré un Padrenuestro por la salvación de sus almas.

PUNTUACIÓN...1'5/5!


Primeras Líneas...

12 comentarios:

  1. Hola! (✿◠‿◠)
    No es que llamaran mucho mi atención, pero tras leer tu reseña, tengo aun menos ganas de leerlos jajaja y esto "En general es un libro que se puede leer las instrucciones del champú también se pueden leer" me ha matad de risa xD muy buena reseña!!
    Besos.

    ⏃♥ Arya ♥⏃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado la reseña y te haya parecido divertida, esa era la intención :)

      Eliminar
  2. NO era un libro que me llamara mucho, y viendo tus impresiones...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    No conocía el libro, pero viendo tu opinión lo dejaré pasar.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, Laura:

    A ver... mi primera pregunta es: si ya sabías que este libro no te iba a gustar y ya te habías leído los dos primeros y veías que no... ¿por qué narices has seguido con la saga? Y no me vengas con lo de que eres masoca. Algo tendría el libro... ¿Qué te suscitaba curiosidad? ¿Era un guilty pleasure?

    Y dicho esto... lo que me he podido reír con tu reseña. Creo que tienes más frases tachadas que sin tachar por lo que tu sarcasmo pulula por todos los párrafos. De verdad, reitero mi pregunta anterior. Igual la has leído solo para poder escribir esta reseña tan divertida. Hummmm...

    "o a una planta teniendo en cuenta el caso que le hace su madre." Oye, oye, que yo conozco gente que hace mucho caso a las plantas...

    Y después de todo esto... va y le pone 1,5. ¿Y el medio punto ese? ¿Por lo relativo a los sueños?

    En fin, que no, que este libro y su saga lo dejo pasar. Gracias por la advertencia.

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patt!
      Sí, es una buena pregunta. Lo empecé porque tenía curiosidad por saber cómo iba a continuar una historia que ya me parecía muy cerrada en el libro anterior. Además, como digo es corto y con la letra grande, por lo que se lee en nada, así que cuando descubrí que no aportaba nada nuevo ya llevaba una buena parte leída. Y a partir de entonces ya sólo lo terminé para poder hacer un reseña como esta.
      - Oh, sí, no lo dudo que hay gente que le hace mucho caso a las plantas, ahora lo difícil es que las plantas hagan caso a la gente, como pasa con la madre de la prota.
      - Jaja, es que a ver, me cuesta poner notas muy negativas. ¡Piensa que hay gente que ha leído esta trilogía y les ha gustado! Así que no puedo ponerle un 1/5 (en mi blog hay hasta 0'5/5) y desmotivar completamente a leer, si tengo en cuenta que hay gente a la que le ha gustado (huy, sí, seguro que se desmotivan por la puntuación y no por la feroz crítica...)
      - Ah, no, no, ¿cómo que pasas de la trilogía? ¡Ni se te ocurra! Mañana te quiero aquí a las ocho de la mañana para una reunión de urgencia. Hay que llamar a los bomberos, a ver si hacen algo con estos libros... (espero que pilles la referencia...)

      Saludos de,
      una bombera.

      Eliminar
    2. Vamos... que era un guilty pleasure. No te vayas por las ramas.

      - JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

      - Bueno, yo creo que ahí cada uno es cada uno. Si te llama la atención un libro, por que x blogs le hayan puesto un 1 tampoco es el fin del mundo. Pero sí, un 1 es una puntuación para indicar que es mejor no acercarse. Por curiosidad, ¿a algún libro le has puesto el 0,5?

      - Uy, pues vas lista. A esa hora aún estaré Zzzzzzz. Sorry. Y... 😱😱😱😱 ¿que si pillo la referencia? Mon dieu!!! ¿Pero tú también te estás leyendo este libro?

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  5. Reseña terapéutica en tres, dos, uno...
    Jaajaja que bueno que hace años que los vi en la librería no me animé a comprarlos. Me habría dado de golpes contra la pared por tremendo desperdicio de dinero.
    Una pena el tiempo desperdiciado en los libros.
    Saludos!
    Por cierto ya encontré mis marcapáginas de la gandhi, hay uno que me fascina luego te lo presumo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues sí, nunca mejor dicho lo de "reseña terapéutica". Uf, pues ya ves, hiciste bien de no comprarlos...
      ¡Anda! ¡Qué guay! ¡Quiero verlos! <3

      Eliminar
  6. ¡Hola, Laura! Jjajja, el principio de tu reseña ya deja claro lo horrible que ha sido esta lectura. Yo cuando leo un libro horrible, también me pongo a pensar en la cantidad de libros que no son publicados o traducidos al español y que parecen mejores.
    Jjajaj, lo de lo que supone para la protagonista hablar con la madre y que no le hubieras renovado el contrado a Cabel me ha hecho partirme de risa xD
    No vomites arco iris, con lo bonitos que son jajaj
    Oye, pues le has dado un 1,5, pensé que se llevaría el 0. Veo que le has explicado a Patt esa puntuación, así que lo entiendo, pero descarto el libro completamente.
    ¡Saludos y más suerte en tus futuras lecturas (aunque reconozco que me encantan estas reseñas cargadas de ira)! ;-)

    ResponderEliminar

"Sabes que has leído un buen libro cuando al cerrar la tapa después de haber leído la última página te sientes como si hubieras perdido a un amigo." Paul Sweeney